Ácaros en almendros

ÁCAROS (tetraníquidos).

Actualmente las especies de ácaros tetraníquidos que más afectan el almendro son las arañas amarillas (Eotetranychus carpini y Tetranychus urticae) y la araña roja (Panonychus ulmi).

La morfología y la biología de estos ácaros está descrita en el apartado del avellano.

acaro eotetranychus carpini

Acaro Eotetranychus Carpini
acaro panonychus

ÁCARO PANONYCHUS​

Las dos primeras especies viven en el envés de las hojas y la araña roja se localiza indistintamente en ambas caras. Los síntomas iniciales son una ligera decoloración amarillenta de las hojas, que posteriormente, en los meses de más calor, julio y agosto, se acentúan y pueden provocar grandes defoliaciones que detengan la actividad fotosintética.

En este cultivo son los ácaros fitoseidos los depredadores naturales que ayudan a controlar estos tetraníquidos. Otros grupos de depredadores tienen una buena acción en el almendro, y destaca el coleóptero Stethorus punctillum. Por ello, se dará absoluta preferencia al control biológico y evitar las intervenciones que pueden causar desequilibrios, sea cual sea el sistema productivo.

huevos de ácaro en yema

 

Si ha tenido una fuerte afectación del año anterior, se recomienda utilizar polisulfuro de cal en prefloración contra las formas hibernantes. Si se ha de intervenir durante el período vegetativo, se puede utilizar el azufre que actúa por contacto y por vapor. Durante este periodo, es aconsejable hacer seguimientos del porcentaje de hojas ocupadas por los ácaros tetraníquidos y la presencia de sus enemigos naturales, siguiendo las valoraciones siguientes a la hora de decidir cualquier intervención:

En el caso de las arañas amarillas, hay que hacer un seguimiento semanal a partir de los primeros síntomas, mirando el reverso de las hojas interiores del árbol.